Grúas de traslado, reposabrazos, dobles barras… La oferta de dispositivos para que las personas con movilidad reducida (PMR) vean facilitada su actividad diaria a la hora de ir al baño se cuenta por decenas. No obstante, en esta entrada vamos a detenernos en el elevador de inodoro eléctrico, la solución perfecta para aquellos usuarios con movilidad limitada como consecuencia de enfermedades y lesiones. ¿Por qué el elevador de inodoro eléctrico es de las mejores ayudas para levantarse del inodoro y ser independiente? ¡Toma nota!

Conseguir independencia en el baño con ayudas para levantarse del WC

Los elevadores de inodoro eléctricos son un extraordinario aliado para levantarse y sentarse sin realizar esfuerzos. En este sentido, las PMR, especialmente quienes sufren dolores o molestias al agacharse o están recién operados de cadera, pueden ir al baño con total comodidad. Y es que la altura estándar de un inodoro es muy baja para este tipo de usuarios, pero gracias a la elevación eléctrica, puede ajustarse la altura a las necesidades de cada persona. 

En consecuencia, las PMR consiguen esa independencia que tanto necesitan, algo especialmente importante para poder disfrutar de la intimidad que todos deseamos cuando queremos ir al baño. 

¿Qué elementos del elevador de inodoro eléctrico proporcionan esa deseada independencia?

El elevador de inodoro eléctrico convierte el baño en un espacio más cómodo y seguro, eliminando el estrés y la tensión de las articulaciones de la persona con movilidad reducida. 

Incluye reposabrazos reclinables, para que los usuarios en silla de ruedas puedan acceder sin dificultad. Asimismo, están diseñados con materiales de tela suaves y confortables para que la piel del usuario no entre en contacto con el frío. 

Además, su diseño anatómico es silencioso y proporciona movimiento en sintonía con el movimiento natural del cuerpo. 

Gracias a su soporte, que se fija cómoda y fácilmente a la pared, eleva la altura del inodoro convencional, sirviendo de ayuda tanto para el usuario como para el cuidador, en su caso. 

Incluye botón de encendido y apagado, arriba y abajo, y en los modelos más básicos incorpora un indicador de carga de batería, para que siga funcionando con normalidad y sin interrupciones. Asimismo, el usuario tiene la posibilidad de escoger un modelo totalmente personalizado en atención a la colocación de los botones de mando (derecha o izquierda).

¿Necesitas ayudas para levantarte del inodoro y ser independiente? Si la respuesta es sí, ¡estás en el lugar indicado! Y es que en MIRAMOS POR TI nos avala una sobrada experiencia en el sector de los cuidados a la dependencia. Además, estamos especializados en la comercialización de dispositivos electrónicos destinados a facilitar la vida de las personas con movilidad reducida. ¡Contacta con nosotros!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.